El ritmo de vida que llevamos actualmente, sobre todo en los núcleos urbanos, hace que surjan nuevas alternativas vacacionales y de ocio, como el turismo de salud o el turismo de naturaleza.